Creando un Invernadero Espiritual

El verano pasado por primera vez pude hacer crecer en mi pequeño jardín plantitas que sobrevivieron y estaban llenas de fruto. Por supuesto estaba muy contenta y emocionada y con mucha expectativa espere que la fruta madurara. Uno de esos días anunciaron que iba a caer una helada, entonces compre un cobertor para hacer un invernadero y proteger mis pequeños tesoros del jardín. Así también es nuestra vida espiritual, Dios nos da su Espíritu y espera mucho fruto de nosotros. Nuestro trabajo es crear ese invernadero, manteniendo nuestro corazón unido a Dios a través de oración, ayuno, adoración, leyendo su Palabra y escuchando su voz. De esa manera aunque venga el invierno o el calor muy candente, estaremos listos y siempre tendremos fruto.
 
“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” – Juan 15:4-5
 

One Response to “Creando un Invernadero Espiritual”

  1. Janice A Crouch says:

    Amen! Gloria Dios!

Leave a Reply to Janice A Crouch